NOTICIAS

Regreso a clases histórico entre mezcla de sentimientos



EDUCACIÓN A DISTANCIA


El pasado lunes 30 de agosto, más de 25 millones de niñas, niños y adolescentes han podido regresar a las aulas de manera voluntaria y escalonada, de acuerdo con los protocolos establecidos por la Secretaría de Educación Pública (SEP) de México. Las escuelas mexicanas volvieron a abrir sus puertas después de haber permanecido cerradas más de 17 meses debido a la pandemia. Muchas familias esperaban con ansias esta apertura, pero muchas otras no están de acuerdo con este regreso a clases presencial.


Aunque el personal docente ya fue vacunado hace unos meses con la vacuna CanSino, muchas personas temen que aumenten los contagios con el regreso a las aulas. No debemos olvidar que el cuidado de los menores de edad en México, a menudo está a cargo de las abuelas y los abuelos. Sin una infraestructura pública sólida y suficiente para el cuidado de los niños, la red de apoyo de las madres y padres trabajadores, normalmente está limitada al núcleo familiar y a la escuela. La pandemia ha sido muy dura y complicada para las familias mexicanas.


Hasta hace unas pocas semanas existía todavía mucha incertidumbre ante el inminente regreso a clases, no únicamente por el aumento de contagios y la variante Delta, sino también por las carencias que ya presentaban muchos planteles escolares desde antes de la llegada del COVID-19. Durante los meses de cierre, las aulas sufrieron deterioros y robos. Tan solo entre marzo de 2020 y marzo de 2021, las escuelas de México sufrieron casi 7.000 robos, de acuerdo con datos de las fiscalías estatales. Los delincuentes llevaron material escolar, pero también destrozaron instalaciones para arrancar tuberías y cables. Asaltantes de escuelas a lo largo de todo el país se llevaron lavabos, grifos, sanitarios, proyectores, bocinas, computadoras, instrumentos musicales, ventiladores, archiveros, impresoras, tuberías de cobre. Padres y madres se organizaron en “brigadas de mantenimiento y vigilancia” para cuidar las instalaciones y participar en jornadas de limpieza de las escuelas.

Este regreso a clases ha sido histórico por diversas razones y se llevó a cabo entre una mezcla de sentimientos: emoción, nervios, miedo, enojo, frustración, alivio, felicidad e incertidumbre. Todo esto es válido y comprensible.

Si bien muchas mamás, papás, abuelas y abuelos, docentes y estudiantes prefieren quedarse en casa por unos meses más todavía, ya sea porque pueden permitírselo, porque en la escuela sufren de bullying o acoso, o porque se sienten inseguros fuera del hogar, existe la contraparte. Muchas otras niñas, niños y adolescentes están contentos con poder regresar a las aulas. Para muchos, más que un centro de aprendizaje, la escuela es un refugio, un lugar seguro, un espacio para crecer, socializar y formar redes de apoyo.

Personas también cuestionan si durante esta tercera ola de la pandemia era el momento idóneo para este regreso a clases. ¿Habrá un momento ideal? Si algo nos ha enseñado el COVID-19 desde que llegó a nuestras vidas en 2020, es que es un virus impredecible. En marzo del 2020 creíamos que el confinamiento sería solo por unas semanas o meses. Un año y medio después seguimos en la incertidumbre. Cuando pensamos que ya estamos ´de salida´ aparece otra nueva variante; cuando nos empezamos a relajar surge otra ola de contagios y muertes. Tal vez el uso de mascarillas y gel desinfectante se quede por unos años más, tal vez tengamos que aprender a vivir con este virus.

Quizá este regreso a clases presenciales en México no se trate tanto de recuperar el nivel académico de los estudiantes, sino más bien de apoyar la salud mental y el bienestar de los millones de estudiantes mexicanos y sus familias.

Recuerda, durante este regreso a clases, para promover la salud, seguridad e higiene de quienes integran las comunidades escolares, se indica la implementación de estas nueve acciones clave:


  1. Integrar y activar los Comités Participativos de Salud Escolar (CPSE) en las escuelas de los tipos Básico, Medio Superior y Superior, quienes deberán establecer comunicación con su centro de salud más cercano cuando se requiera;
  2. Establecer filtros de salud: en casa, en la entrada de la escuela y en el salón de clases;
  3. Lavar las manos con agua y jabón y/o uso de gel antibacterial;
  4. Usar el cubrebocas de manera correcta sobre nariz y boca;
  5. Mantener la sana distancia;
  6. Dar mayor uso a los espacios abiertos;
  7. Suspender cualquier tipo de ceremonias o reuniones que concentren a la comunidad escolar;
  8. Avisar inmediatamente a las autoridades competentes, en caso de que se detecte o se sospeche que alguna persona presente algún signo o síntoma respiratorio relacionado con el virus SARS-CoV2 (COVID-19), y
  9. Procurar entre las y los educandos y docentes apoyo socioemocional y promover, entre otros, el curso en línea de SEP-SALUD “Retorno Seguro”.


Para mantener el acceso a los servicios educativos de quienes opten por el confinamiento preventivo, se dará continuidad al uso de tecnologías de la información, comunicación, conocimiento y aprendizaje digital, así como de los programas de educación a distancia “Aprende en Casa”, “Jóvenes en TV”, “Bachillerato en TV”.

Cuida tu salud y la de tu familia. Estamos contigo.

Basado en "Regresa a clases con un árbol" de Karina Fuerte. 31 de agosto, 2021. Observatorio, Tec de Monterrey.

Fuentes:

https://observatorio.tec.mx/editorial/regreso-a-clases-mexico-2021

https://www.gob.mx/sep/es/articulos/boletin-sep-no-181-publica-sep-acuerdo-con-las-disposiciones-para-reanudar-actividades-de-manera-presencial-en-el-ciclo-escolar-2021-2022?idiom=es

https://elpais.com/mexico/2021-05-30/de-tuberias-arrancadas-a-miles-de-pesos-en-equipo-electronico-las-escuelas-mexicanas-son-saqueadas-durante-la-pandemia.html

climss.imss.gob.mx